martes, 14 de diciembre de 2010

touchée






...pero había en ella una vitalidad que se advertía de inmediato, como si todos los nervios de su cuerpo estuvieran continuamente al rojo vivo. Sonrió despacio y estrechó su mano, mirándole directamente a los ojos. Luego se humedeció los labios, y sin volverse le habló en voz baja y áspera.

2 comentarios:

tania dijo...

Hola que tal¡

Permiteme presentarme soy tania administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu site en mi sitio web y asi mis visitas puedan visitarlo tambien.

Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
tatychang@hotmail.es

Exitos con tu página.

Un beso

meri dijo...

tq <3 :)