miércoles, 17 de marzo de 2010

barcelona.

Hace unas semanas tuve el enorme placer de visitar Barcelona, una ciudad tan grande y larga como su propia nombre.
Encontré un vuelo muy low cost, y así, tras tres meses de espera para el ansiado cambio de aires ( y nunca mejor dicho), me planté allí un viernes por la tarde.
Un caluroso día de apariencia veraniega ( pero solo de apariencia ) me dio las buenas tardes de una manera cálida y pegajosa, la cual se deshizo justo cuando salimos del aeropuerto y el aire catalán me dió de lleno en la cara. Tengo que aclarar que la sensación no fue para nada desagradable, más bien, fue todo lo contrario, ya que las capas de ropa con las que me precipité a abrigarme esa mañana desde mi arraigada coruña, más que calor, me estaban dando una peculiar sensación de ahogamiento profundo.
Esa noche fui a cenar a un restaurante mexicano situado en el paseo maragall. Me llevó mi prima y la verdad, es que me sorprendió muchísimo, y además, teniendo en cuenta mi tremenda obsesión por la comida mexicana. http://www.elchihuahua.com/
Un local bien decorado y con un ambiente muy lounge donde el suelo se confunde con el cielo y viceversa. Te sorprenderás a ti mismo varias veecs mirando al techo y descubriendo cosas que no habías visto antes ( para mi sorpresa, me recordó muchíiisimo al libro de los cretinos de mi querídismo Roald Dahl), o preguntándote reiteradas veces como habrán hecho para pintar la pared así.

Buena comida, buena bebida y el postre de chocolate más tremendo que he probado en mi vida( en cuanto el camarero me lo puso encima de la mesa, tuve un flashback en el que volví a ver a la Trasnsbull obligando al niño gordito a engullir aquella enorme tarta de chocolate).
A pesar de lo que podréis pensar por lo de dentro del paréntesis, mi primera reacción no controlada se asemejó bastante a lo que hacía el perrito del experimento de Pavlov, pero en cantidades desproporcionadas.


un dulce muy dulce recuerdo gustativo acaba de atravesar fugazmente mi paladar...



( tengo sueño y estoy cansada, y como mañana toca celebrar un gran patrón en vigo, mejor lo dejo aquí por hoy, pero) ...
.....................continuará ...

1 comentario:

Alexxander dijo...

tenías razón!! woow has venido a mi ciudad, y por cierto no conocía el restaurante..apuntado queda! hahaha espero ansioso tu diario de viaje por mi querida ville!!

besito,